sábado, 4 de septiembre de 2010

David Nalbandian: La única esperanza de Sudamérica en el US Open


En el inicio del US Open 15 jugadores sudamericanos ilusionaban con hacer una gran presentación, entre ellos destacaban; Thomaz Belucci de Brasil, Juan Mónaco de Argentina y Fernando González de Chile, los tres son buenos jugadores y estaban rankeados entre los mejores 32 del mundo, sorpresivamente los tres fueron eliminados prematuramente.

Los demás tenistas de Sudamérica también han sido eliminados rápidamente excepto uno, David Nalbandian sigue en competencia y sueña con llegar a la segunda semana del US Open.

Nalbandian debutó ante el sudafricano Rik de Voest, en su primer partido el sudamericano sufrió para ganar, su victoria fue en cinco sets e incluso sufrió un quiebre en su saque en el quinto set, sin embargo su garra, jerarquía y buen tenis le dieron el plus necesario para remontar el partido y ganarlo.

En la segunda ronda Nalbandian no tuvo apremios, le ganó con sencillez al francés Florent Serra en tres sets corridos.

Ahora el jugador sudamericano tendrá que afrontar un duro partido ante el siempre peligroso tenista español Fernando Verdasco. Verdasco es un jugador top-ten, actualmente ocupa el octavo lugar del ranking, Nalbandian y Verdasco se han enfrentado una sola vez en el circuito, en aquella ocasión jugaron en Wimbledon (2006) y la victoria fue de Verdasco por parciales de 7-6, 7-6 y 6-2.

El surdo Verdasco tiene un buen saque, Nalbandian es un jugador de no rendirse fácilmente, seguramente será un partido en el que habrá mucho peloteo, el partido es difícil para los dos, el resultado es de pronóstico reservado, Nalbandian desde el torneo de Washington viene rindiendo de gran manera, Verdasco por su regularidad es el número 8 del mundo, mucha suerte para el jugador argentino, Nalbandian es el abanderado de Sudamérica en la presente edición del US Open.

Texto escrito por: Boris Esteban Bernal Castillo.

1 comentario:

Uruguayita dijo...

Paso a dejarte un saludo con todo mi cariño. No me encuentro bien. Un fuerte abrazo. Uru.