miércoles, 6 de julio de 2011

Copa América 2011: Argentina vuelve a decepcionar, Colombia acaricia la clasificación a cuartos de final.

Artículo escrito por: Boris Esteban Bernal Castillo.


Nuevamente Argentina volvió a defraudar a su afición, esta vez ante Colombia registró otro empate, en esta ocasión 0x0, hasta el momento a Argentina le pesa la presión de jugar como local, Lionel Messi no fue la figura que todos esperan, su rosto durante el partido denotaba preocupación y fastidio, las cosas no le salen bien al astro del Barcelona de España cuando juega por Argentina, tampoco es toda la responsabilidad de Messi, son 11 jugadores que saltan a la cancha, uno de los problemas de Argentina es que su selección no goza de un buen funcionamiento colectivo, el técnico Batista tiene un equipazo con jugadores de primer nivel, pero hasta el momento no puede plantearlo correctamente, la culpa también es de Batista.

Por otra parte la Colombia de Hernán Dario Gómez se plantó excelente, pudo haber ganado el partido, afortunadamente Argentina cuenta con un arquero de primer nivel como Sergio Romero que ahogo en más de una ocasión el grito de gol colombiano, la figura del partido justamente fue el arquero argentino, un arquero que transmite seguridad a la defensa, que corta bien los centros y que ataja disparos complicados.

Colombia está bien posicionada, 4 puntos en 2 partidos, está acariciando la clasificación a cuartos de final, en la última fecha se enfrentará a Bolivia y buscará ser el líder del grupo, ojo que la clasificación de Colombia no está asegurada, además Bolivia también llegará con muchas chances a esa última fecha y ya ha demostrado ser un rival difícil. Por otra parte Argentina se jugará su clasificación ante Costa Rica, depende de sí misma para clasificar a cuartos de final, ganándole a Costa Rica y con 5 puntos estaría adentro, es muy probable que veamos a Argentina en cuartos de final, lo preocupante es que Argentina tenía que haber ganado este grupo de manera fácil, sin embargo está complicado y tendrá que luchar hasta la última fecha, ni el más pesimista de los argentinos esperaba estar en una situación así.