sábado, 24 de abril de 2010

Si yo fuera un lemming


Desearía ser un lemming,
Para hacerles bromas todo el día,
Sería tan pequeño que no notarían mi presencia.

Los molestaría, les haría conocer el verdadero poder de un pequeño y gracioso lemming.

Si yo fuera un lemming haría comedia con ustedes,
Me tuvieran más miedo que a Freddy Krueger,
Lo admito, me pasaría todo el día divirtiéndome.

Me metería a la casa de un ladrón,
Y le robaría para que vea lo feo que se siente,
Luego me iría a la casa de la malvada chica plástica,
Y cambiaría su shampoo por pintura de látex.

Si yo fuera un lemming sería un adorable comediante,
Prometo que solo me burlaría de la gente mala.

Boris Esteban Bernal Castillo.